Partido 06/02/21: Nobleza Imperial Vs Orcos Negros

Sábado lluvioso entre las costas de Stalia, los hinchas habituales ya están en las gradas peleándose animando el estadio de los Stalia WildBoars. El ambiente esta tenso esta tarde, aun así, todos están expectantes i eufóricos para el partido, seguramente gracias a la cerveza «BUGMAN’s» que se reparte en grandes cantidades entre el público.

Equipos

Los equipos se despliegan en el campo.

Al lado derecho tenemos los Nobles Imperiales, contentos, sonriendo, con casi todos los dientes, sus armaduras hacían ruido con la lluvia que llegaba a ráfagas, pero seguían brillando a pesar del barro.

En el lado opuesto tenemos a los Orcos negros, imponentes bestias verdes con colmillos afilados, mucha testosterona y poco más que un guisante en la cabeza, acompañados por sus goblins tramposos, ruidosos.

«Veremos quien muerde polvo primero»

¡Suena el inicio de la primera parte!

Primera Mitad

Patean los Imperiales, el público aclama el esperado momento con canticos. El balón acaba en el extremo izquierdo del campo, donde con el número 27 «Zaigob» intenta coger-lo y acercar-se al centro del campo mientras los orcos negros hacen lo único para lo que sirven, patear caras bloquear las envestidas del rival. Del lado Imperial consiguen abrir brecha por el norte y se acercan peligrosamente al balón en manos del goblin. El pobre porteador, aunque ágil, no es rival para las filas imperiales que se abalanzan contra él y un blitzer imperial acaba sacando-le el balón de sus sucias manos inconscientes.

Entonces es cando varios goblins aparecen de la nada para distraer i poder robar el balón de las manos imperiales. Mientras en el centro del campo, vemos a 2 pobres Líneas Imperiales comiendo hierba a cada envestida rival, solo ellos saben porque siguen levantándose.

«Parece que esta recojiendo sus dientes!»

Un par de goblins gracias a su pequeña estatura de escurren entre los oponentes hasta llegar a medio campo rival, es entonces cuando un pase preciso se lanza desde el otro lado de la línea de centro y es recibido con poco glamour por Gabywix, un recién llegado al equipo con nada que perder, ¡aun así consigue avanzar lo suficiente para alejarse de los guantes enemigos y marcar el primer “TOUCHDOWN” del partido! ¡El publico enloquece!

El arbitro silva el final de la primera parte de este partido que parece más una guerra de trinxeras ya que apenas de a desplazado la línea de centro hacia ningún lado en concreto. Una primera parte muy interesante aunque estática en el campo con algún revés inesperado.

Cada equipo vuelve a sus zonas de descanso con algunas bajas y inconscientes. Los médicos corren a atender a los heridos para parchear-los y que vuelvas a la batalla al juego sin demora.

Segunda Mitad

Empieza la segunda parte, esta vez los Imperiales reciben el balón, aunque pateado con torpeza por los pieles verdes recoge sin sorpresas el habilidoso lanzador Ulrich von Gausser, elegido por la revista Spike! el mejor lanzador del nuevo mundo de la temporada pasada con 23 pases perfectos i una tasa del 87% de pases conseguidos, se dice que aún conserva todos sus dientes.

Ulrich avanza seguro, protegido por 2 enormes Blitzers con armadura lustrosa, el equipo imperial a conseguido abrir brecha otra vez por el lado norte donde unos Guardaespaldas Imperiales y otro Blitzer se abren paso por terreno enemigo, no sin dejar atrás a varios camaradas aturdidos o inconscientes por culpa de los enormes orcos negros que poco parece preocupar-les el balón. Es entonces cuando Ulrich lanza el balón, dibujando una parábola perfecta mientas las gradas aguantan el aire esperando a ver qué ocurre.

Bugman’s Ale creada por Josef Bugman.

Sin saber de dónde, aparece Boris Ludenhoff, una vieja gloria del mundillo, Gano el balón de oro 3 temporadas consecutivas en su juventud, y aquí sigue dando guerra, que salta por encima de las filas de pieles verdes i se coloca para recibir el balón perfecto. Entonces, el balón lanzado a la perfección por Ulrich acaba resbalando de las manos mojadas de sangre lluvia y cae al suelo donde los jugadores alrededor se abalanzan para recoger-lo.

Allí es cuando se pierde el balón de vista y se empiezan a ver dientes saltando, cascos volando, puñetazos a diestro i siniestro por ambos bandos. Las bajas son incontables en los dos equipos, los médicos no dan abasto para sacar a los heridos del campo y currar-los (una venda si la hubiera y un poco cerveza «BUGMAN’s»(patrocinador oficial de este partido)).

Un desafortunado línea y un Orco negro son pateados fuera del campo, donde el público los recibe con una buena paliza y los manda a la zona de heridos. No parece que vaya a avanzar mucho el partido, todos los jugadores se pelean entre sí, el árbitro impotente intenta poner orden, pero sin éxito.

La pelota vuelve a aparecer entre los pugilistas, pero ya es tarde y el árbitro suena final del partido.

Fin del partido

El resultado acaba con 0-1 para los Orcos Negros, 2 muertos, 9 heridos i muchos dientes por el suelo, ¡Como tiene que ser! Otro fantástico partido gracias a excelentes entrenadores que lo dan todo para que el equipo siga jugando un día más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.